martes, 19 de noviembre de 2013

Tiempo al tiempo...

60 segundos, 7 días, 4 semanas. Los días pasan tan rápido que ayer sentí que era Enero y ya vamos de camino a celebrar la Navidad (he dicho ya que es mi época del año favorita).
Matemáticamente el tiempo corre cada día sin que podamos detenerlo, pero en cuanto a otras cuestiones no se siente.

 A veces pensamos, sobre todo en momentos de dificultades, que el tiempo no pasara y que nuca saldremos de ese amargo momento. Por el contrario, si es grato momento el que estamos viviendo, sentimos que pasa volando.

He tenido experiencias amargas y difíciles, que solo al paso de los años logro digerir y asimilar. Y he entendido que hay momentos tan malos que ni con todo el tiempo de nuestra vida podremos mejorar, o cambiar. Y para cuando sucede eso, lo único que podemos hacer es cambiar la actitud frente a las adversidades, porque, seamos honestos, nadie resiste el sufrimiento eternamente.

Dicen que el tiempo lo cura todo, yo digo que algunas cosas si, pero otras no. Hay tragedias y dolores que ni el tiempo sana. Y vuelvo y digo, el truco esta en elegir el momento adecuado de superar las adversidades.

Solo espero que el tiempo pase en mi llenándome de experiencia y sabiduría, para enfrentar las tragedias y salir de ellas lo mas airosa posible.


Mientras tanto, el tiempo me seguirá viviendo.

No hay comentarios: