lunes, 14 de diciembre de 2009

Celos...Crónica de una dolorosa relación. 2da. Parte!

Bueno, las cosas se ponían cada vez peor. Y las discusiones eran tan fuertes como un tsunami. Siempre he dicho que las discusiones no llevan a nada, y que en eso uno puede perder el control y llegar a palabras fuertes, y a fuertes ofensas.

Pues hasta ahí llegamos, al menos hasta ahí llego él. Pues las discusiones ya eran demasiado intensas, todo por sus celos. Todo porque hasta de mi sombra se sentía celoso.

Aunque me sentía herida, seguía con él, a pesar de que me sentía muy mal, ya que por más que intentaba calmar la situación, todo se revolvía. Siempre he dicho que las discusiones no son buenas, ya que, en el acaloramiento de la situación, uno dice muchas cosas hirientes, ya que, eso es lo que uno hace normalmente cuando se siente bajo presión.

Vinieron los insultos, como unas fuertes bofetadas una detrás de otra. Cada vez que lo escuchaba sentía que me estaba matando por dentro. Hasta que toco una de las cosas más delicadas para mí; mi hija.

En ese momento abrí los ojos, y vi el cuadro desde otra forma. Yo, rogándole para que me perdonara por un hecho que tenia semanas pagando, de algo que ni siquiera comete, yo, si yo misma, desdoblándome en pedacitos por tratar de arreglar la situación, yo en una fuerte depresión por eso, yo muriéndome de la angustia. El, cada día muriéndose, pero por encontrar una forma de humillarme, ofenderme, herirme.

Parecíamos dos enemigos, aun me suenan sus palabras tan duras en la conciencia. Pero en ese momento, me di cuenta de que me estaba denigrando a mí misma, permitiéndole que me tratara así, y permitiéndome a mi misma eso.

Así que, ese mismo día, que toco lo más sagrado en mi vida para mi, y la única cosa por la que me atrevo a romper el mundo y a cualquiera que trate de dañar eso, que es mi hija, en ese mismo momento, lo solté de mi corazón.
Y me dolió, y me duele, y a lo mejor por mucho tiempo me dolerá. Pero, antes de querer a alguien debemos de querernos a nosotros mismos, porque si no seremos siempre pisoteados e humillados.

Las cosas fueron así, en un momento me estaba muriendo de amor, y a los pocos minutos me estaba preguntando cómo era que podía estar con alguien que me hería.

Al final, las cosas quedaron igual. Me dolió mucho perderlo, pero no puedo permitirme esa situación. No podía seguir permitiéndome ese tipo de maltratos, que una permite con tal de no ser abandonada, o por estar demasiado atada emocionalmente a ese hombre.

Siguió pensando que le fui infiel, aunque nunca tuvo pruebas…Para que vean, a donde llegan los celos. Y bueno, luego descubri, que si habia un tercero...mejor dicho, una tercera, que tenia el.
Bueno, imaginense como me senti....

3 comentarios:

Wanda dijo...

por eso dicen que cuando uno es celoso es por que hace lo mismo!!!!!

jadehabibmaktub dijo...

Wanda, ese fue el meollo del asunto! Para que tu veas como son ellos!

Yami dijo...

m imagino k fue duro pero eres fuerte debes seguir adelante y tomarlo como experiencia para la proxima pk ya eso no esta d guardar luto pk esta vida es una sola y ahi k gozarla lol