lunes, 3 de agosto de 2009

Cuando todo era tan simple...Los años dorados de mi Infancia¡


Cuantas cosas locas hacemos cuando niños. Que edad tan bella,en la que vivimos los dias jugando y aprendiendo a vivir y crecemos sin darnos cuenta.

Recuerdo cuando andaba correteando descalza, aun cuando no me preocupaba si mi pelo estaba alborotado (ahora el me gobierna y vivo para el), si andaba sucia, aun si tenia hambre. Solo pensaba, como cualquier niño, en jugar, soñar y correr.

Que divertido era estar así, sin pensar en nada, solo vivir y pasarla bien. Pasar toda una tarde subida en los brazos de un árbol, sentarme en la tierra y confundirme en ella, quedarme acostada allí todo el día viendo como bailaban las nubes en el cielo.Podía pasar horas allí, pedida en ese mundo tan simple pero tan feliz para mi.

Recuerdo también el Taller de Ebanistería de mi abuelo Miminito Prince, grande, imponente, con ese fuerte olor a madera y el aire pesado por el aserrín. Ahí correteaba horas muertas, con mi abuelo gruñón detrás de mi, vociferando nos amenazas de matarnos que nunca se cunplian (gracias a Dios). Yo me encontraba ese taller como un parque de diversiones,inventaba tantos juegos allí...

Preparaba biscochitos de aserrín mojado, y los tirábamos en las paredes y carros de los vecinos, eso si, luego había que hacer como Félix Sanchez...Jajaja...
allí también aprendí comer tierra, si, aunque usted no crea, siempre me ha gustado comer eso, si, y que? no me da vergüenza decirlo...Aun estando embarazada lo hacia, eso es peor que un vicio...

Continuará...

2 comentarios:

PARISINA01 dijo...

Años de despreocupacion, de sueños.
sin duda los mejores.

La Inocente y La Sabia dijo...

Hayyy, para ser una niña de nuevo. Esos son los años mejores de la vida. El niñez es un tiempo inocente y libre! Cuanta falta me hace!

Lindo Post