viernes, 12 de junio de 2009

Ser madre: Sacrificio, abnegacion y amor.

Aller aprendí una de las lecciones mas alimentadoras de la vida, lo impresionante fue, que sucedió casi con una catástrofe casera.




Entrada la noche, decidí meterme a la cocina y preparar algo para mi hermosa nena. Me decidí por una avena, que a ella le encanta. Como todos sabemos, no se puede tener niños en la cocina porque es super peligroso para ellos, ya que como ellos no saben medir el peligro y además que les encanta el fuego, y además el riesgo es mayor si son pequeños.




Estaba casi terminando de cocer la avena, tome unos paños de cocina para trasladar la olla hasta la meseta, y en ese momento entra Alana correteando por la cocina. Chocamos de frente, y Alana, yo, la olla y la avena sufrimos un fuerte tambaleon.




Juro que casi vi la avena encima de mi niña, pero, la agilidad es una de mis virtudes, decidí voltearla en mi brazo, pues si no lo hacia le iba a caer en la carita a la nena. Pegue un grito del dolor, y rapidamente meti mi mano bajo el grifo.


La quemadura se me puso roja pero con compresas y una crema no paso nada mas. Entendi en ese momento la proteccion de las madres. Si, hubiera preferido desgarrarme hasta el hueso y no que le cayera una gotita caliente a mi hija. Antes que ella sufra, prefiero morirme yo del sufrimiento, y que ella este bien. Eso es ser madre.


Enloqueceria con solo pensar que algo le pueda pasar a ella, me muero. Luego que pas el susto, era ella quien estaba asustada por mi. Me decia "Mami, pone la midicina en el golpe...pobrecita, no llores"...y me llenaba de besos...

Te amo...


PD: llena de lagrimas al terminar este post.

2 comentarios:

Magdelyn dijo...

Uff con los niños hay que tener un cuidado enorme, tu te acuerdas como estaba yo con alana el dia que fui a visitarla... Yo me estaba volviendo loca con esa muchachita y tu de lo mas calmada...

Wanda dijo...

Ya yo veo, que cuadno nazca mi bebe, yo sere de las sobreprotectoras