martes, 16 de junio de 2009

Perdidos en el calor de la noche...





Nos perdimos en el frio de la madrugada

solo tu, la noche y yo.

Sofocados por la niebla calurosa

como fuego derretia nuestras bocas...


Entre gotas de sudor tenia tus caricias

y el olor a complicidad nos envolvia

con tu boca provocabas mi locura

que en mi vientre se perdia con ternura.


Tu cuerpo retorcias lujurioso

y al compas del tiempo fuimos melodiosos

danzando el dulce baile del deseo

que al fin saciamos sin desvelo.


Embestias mi calor con tanta fuerza

que sentia que perdia la cabeza,

poseida por el climax de mi cuerpo

desmayada de sentir tanto deseo.

No hay comentarios: