viernes, 27 de marzo de 2009

La Segunda parte de el baile no terminado...

Bueno, después del gran susto que me llevé después que quedara tan expuesta frente a todos y sobre todo frente a mi amigo S. decidí que ya era hora de cambiar de técnica, no mas fiestas y todo quedaría bajo control (eso creí yo, al menos).

Imaginense ustedes, un hombre tan recto que una regla esta mas desviada que el, una vez le dije que estaba comiendo me un perro caliente con una amiga en un establecimiento y le dio un shock tan grande que casi y nos va a buscar, disque que nosotras nos estábamos comiendo una ameba...
Y es que el es tan serio, bueno al menos eso parece, que últimamente he tenido que cohibir un poco mi comportamiento para que no se vaya a sentir intimidado. Si, y ya se que eso es malo, porque uno debe de mostrarse tal y como es para que los otros así te acepten, pero, es que nuestros temperamentos y estilos de vidas son totalmente diferentes. EL , por ejemplo, va a la iglesia todos los domingos de pasadía ( que raquiña me daría toda esa pereza junta), es tan ordenado que puede estar en casa con los ojos vendados y encuentra perfectamente lo que esta buscando.
Rayos, y yo que soy mas desórden que el reguero que se armó después de la explosión del Big Bam, bueno, podria decirse que tengo todo lo que a el no le gusta. Una mala.
Ustedes que creen...le digo la verdad?

1 comentario:

Cheluca dijo...

Yo supongo que sería honesto decirle toda la verdad. A veces eso de tener una persona completamente opuesta a tu forma de ser es bueno, ayuda con el equilibrio, quizás si ambos se lo proponen puedan ceder un poquito en sus comportamientos y llegar a un punto medio.
Lo que es seguro sí, es que los polos opuestos se atraen!!! Y si como te digo, ambos deciden seguir saliendo juntos tendrán que ceder para no terminar volviéndose locos!