martes, 16 de diciembre de 2008

Las 12 cosas que nunca faltan en la Navidad (y que espero que algún día se acaben).



1. El vacilon de Cima Sabor Navideño.

2. La bendita canción del El Venao y las agrupaciones que son como os eclipses que solo los vez una vez en tu vida. Ah, las tipos Santa Claus, que solo se ven en Navidad y las tipos mosquito de dengue que solo pican por temporada.

3. Los benditos fuegos artificiales que no dejan dormir a uno y que asustan a todos los viejos y niños del barrio.

4. La vieja del barrio jamona, en rolos, aburrida que no hace nada en navidad porque le amarga y que nunca deja que los otros gocen sus fiestas. Claro que desde que uno enciende el radio baja a hacer un escándalo y amenaza con llamar a la policía.

5. Los paracaídas que se aparecen en la fiesta que nadie sabe quien los invito, comen, beben y bailan mas que todo el mundo (hasta mas que el dueño) y hasta se llevan la comida y bebida que sobra… No entendí…

6. El carajito que se pasa toda la tarde del 24 pellizcando los pastelitos, robándose los dulces, metiendo los dedos en el pastel y antes de las siete ya esta amarillo del dolor se estomago.

7. Los pasteles en hoja que todos se matan por comer y que en mi caso, como somos como 100 gente le toca una mitad a cada uno.

8. El tío o primo que se pasa de contento bebiéndose hasta los perfumes que encuentre y luego en medio del pachangon interrumpe con un laaaaaaaarrrrrrrrrrgoooooooo discurso y termina llorando, babeando y moqueando. (nada personal Tío, todo es pura casualidad).

9. El evangélico o evangélica del barrio que se pasa toda la víspera de navidad y año nuevo con una disco lay vociferándole paganos, pecadores y que nos quemaremos en las llamas del infierno a los que estamos festejando ah, y claro, antes del 31 que nos arrepintamos que el mundo se va a acabar antes de que entre el año nuevo.

10. Que la gente (mejor dicho mujeres) esperen que llegue diciembre para pintar y amueblar todo nuevo, cambiar todo en la casa, hasta el gato y el marido, y cambian hasta el numero de la casa y del edificio. Concho! pero porque es que la gente espera la navidad para arreglar la casa… Es que en otro mes que no sea Diciembre no venden muebles o no aparecen pintores?

11. Nosotras las mujeres empeñando hasta los dientes por comprar la pinta de navidad, claro, echándonos competencias con las amigas, vecinas y conocidas por cual estará mas linda, y cual pinta es mas cara.

12. La estremecedora olla que dejan las navidades en enero porque todo el mundo se vuelve loco gastando, bebiendo y bonchando como si no hubieran mas navidades.

1 comentario:

PARISINA01 dijo...

Todo eso es parte del paquete. y te falto volvio Juanita. jaja