viernes, 5 de septiembre de 2008

Compañeros o domadores?

Hay una nueva generación de hombres que esta creciendo, que se creen que porque ya se ha comprobado la teoría científica de que la mayor población mundial es masculina entonces nosotras tenemos que soportar todas sus cosas.

Ya están que ahora ellos se comportan como las princesas y nosotras somos, según ellos claro, los servidores. Es como si lo papeles se hayan invertido, y seamos nosotras las que tengamos que halagarlos y complacerlos a ellos.

Una amiga me contaba en días pasados, que tuvo una discusión con su novio porque este le reclamaba que ella no lo ayudaba con sus gastos, con la gasolina, que el era que pagaba todas las salidas. Ella me cuenta, que todavía el le pedía que ella tenia que comprenderlo y ponerse en su lugar.

Pero y a donde es que están los hombres?. Es que ustedes realmente se creen que pueden hacer que nos convirtamos en sus esclavas?... Y es que debido a la escasez de hombres en la calle, las mujeres nos estamos metiendo con el primer imbecil que se nos cruza en frente.

Y no solo eso, sino que el miedo a quedarnos solas, nos hace lo mismo que el tiempo hace con los vehículos, que al devaluarlos pierden el valor y los rematan al primer postor.
No se cual es el miedo que tenemos las mujeres a estar un tiempo solas, porque claro, no es que debamos quedarnos solas porque eso es muy triste, pero, tampoco debemos permitirnos ponernos al ridículo abuso de nuestros machos.

Narcisista, machistas, violentos, vividores, controladores… Esos son los perfiles actuales de los hombres, y lo peor de todo es que es nuestra culpa…

Si, acuérdense de las madres decir “agarren sus gallinas que mi gallo anda suelto”, o cuando le dicen: mira perencejito tienes que buscarte una mujer pura y casta, bla, bla ,bla… Pero desde que cumplen 11 los mandan a empiernarse con cualquier niñita.

Entonces los criamos para acabar con las mujeres, pero cuando es a una que le toca un canto de harado de esos entonces queremos salir corriendo. Entonces no entendemos porque es que son así, pero hasta los cuernos les aguantamos

Creo que las relaciones de pareja debemos retomarlas, y acordarnos que es un compromiso de dos, no un sacrificio solo de uno, pues para eso venimos al mundo, para compartir los unos con los otros, pero soportar que nuestras parejas nos humillen y se sienten en nuestras cabezas no es muy placentero que digamos.

Una cosa que tenemos que tener bien claros, es que una vez que nuestra pareja nos falla, es muy difícil que se reivindique, porque, tarde o temprano, lo volverá a hacer. Y dejar de buscar el hombre perfecto o el maldito príncipe azul, no valla a ser que cuando lo besemos se convierta en rana o en cocodrilo.

No hay comentarios: