jueves, 28 de agosto de 2008

Vanidad...

He estado analizando el porque algunas mujeres son tan altaneras y engreídas. A veces es porque se crían con complejos de princesa, o porque quieren despertar la atención de todo el que las ve, no importa si es hembra o varón.

Algunas porque solo les importa llenar su ego. Es cierto que cada mujer debe tener un aire se sensualidad y de misterio, y que también debe valorarse en todo siempre en los mas altos estándares.

Pero a veces, pasmos de bellas y cautivadoras a frías y calculadoras. Las vemos en las calles más arregladas que salón de fiestas en épocas navideñas, con las mejores marcas al vestir, el mejor peinado, la mejor cartera, y si es posible, el mejor carro.

Solo van a sitios exclusivos, por supuesto, con gente exclusiva, comida y ambientaciones exclusivas. Pero esto no es solo un divertido juego, sino que puede convertirnos en mujeres desechables; muy bonitas a la primera pero después solo sirven para tirar a la basura.

Nos desnaturalizamos frente a los hombres, y nos ven como una propiedad que no se pueden dar el lujo de tener.

Vamos a ver algunas características de las mujeres comparonas:

1. Nunca en su vida han escuchado ni bailado un merengue de calle.
2. No conocen Makumba.
3. No salen con hombres que anden a pie.
4. No salen sin maquillaje.
5. No comen frituras.
6. No se sientan en un colmadon.
7. No saben quien es El Lápiz.
8. No toman cerveza, solo vodka en adelante.}
9. No escuchan reguee.
10. No van a fiestas abiertas en público.
11. Caminan con tanto cuadre que las caderas parece que se les van a quebrar.
12. Miran a todo el mundo por encima del hombro.

Imaginen a los pobres de los hombres tener que soportar tantas vanidades… Imagínense entonces cuando se dan cuenta que en vez de causar sensación , lo que causan
es el ridículo.

No hay comentarios: