miércoles, 13 de agosto de 2008

Besas Sapos o Principes?

Siempre se dice que para escoger lo mejor de la vida, primero debemos saber lo que queremos.

Eso va con todo, desde cosas tan simples de saber que corte o que color de perlo queremos, o hasta el método que usaremos para criar nuestros hijos. Particularmente en nuestras relaciones, es muy importante que aprendamos a escoger una persona con la cual nos de verdad nos acoplemos y podamos convivir plenamente.

El amor en cualquier tipo de relaciones, es una clave importante, porque es el cordón que nos une y nos atrae a la otra persona. Pero a veces, que tú ames a tu pareja, y que esta te sea locamente correspondida, no constituye una relación duradera ni factible.

Hay que tener, por ejemplo, las mismas proyecciones en la vida, ir de mano en sus caminos, y aspirar a metas parecidas en el transcurso de todo nuestro desarrollo humano. Tener una relación verdadera, es la unión de varias fuerzas en común.

A veces tenemos que poner nuestro medidor, y ver, si la relación que tenemos nos suma mas de lo que nos resta o todo lo contrario. Ya que, si no podemos reunir todas esas cualidades en el noviazgo, no podremos sobrevivir al matrimonio.

Sobre todo, porque nosotras las mujeres no podemos estar besando todos los sapos del pantano a esperar que uno de ellos se convierta en príncipes. Y estar en un mismo carro donde se quiere ir a dos lugares diferentes no nos da resultado.

Por eso, es bueno que primero nosotros debemos tener bien claro lo que queremos en un hombre o una mujer, y lo que esperamos de una posible relación. Así seremos mas felices, perderemos menos tiempo y encontraremos al príncipe antes de besar tantos sapos fríos.

Esto también nos servirá, para aprender a tomar las mejores decisiones en toda nuestra vida. La clave; saber lo que quieres y te conviene antes de escoger.

No hay comentarios: