martes, 8 de julio de 2008

Mas del Oriente

La República del Líbano (الجمهوريّة اللبنانيّة )

Es un país de Oriente, El Líbano, heredero de Fenicia y crisol histórico de comunidades cristianas y musulmanas, fue ocupado por el Imperio Otomano en el siglo XVI. Tras la derrota turca en la Primera Guerra Mundial, el protectorado de Francia se prolongó hasta 1943, año en que el país se constituyó como Estado (si bien proclamó su independencia el 26 de noviembre de 1941, ésta no fue reconocida hasta dos años más tarde).

El Líbano era hasta los años 70 el centro financiero de Oriente Próximo, que le valió el sobrenombre de «la Suiza de Oriente Próximo». Esta opulencia monetaria fue rota por el terrible enfrentamiento civil entre libaneses.(1975–1980), que destruyó un equilibrio político ejemplar. Las luchas internas y los conflictos con Israel —que invadió el país en 1982 — aún perduran.

En 1982 Israel invadió el sur de Líbano para expulsar las guerrillas de la Organización para la Liberación de Palestina, OLP, dirigidas por Yaser Arafat. En mayo de 1983, Israel y Líbano alcanzaron un acuerdo para retirar las tropas israelíes. Sin embargo, el tratado de paz no llegó a ser ratificado y, en marzo de 1984, bajo presión siria, Líbano canceló el acuerdo. No obstante, Israel inició su repliegue unilateral y progresivo en 1985, dejando la llamada "zona de seguridad" (unos 850 kilómetros cuadrados) en manos del cristiano-libanés (y pro-israelí) Ejército del Sur del Líbano, con una presencia menor de tropas del Tsahal, con el objeto de impedir las incursiones fronterizas y los ataques de la guerrilla chií Hezbolá. Finalmente, en mayo de 2000, Israel retiró todas sus tropas del sur del Líbano por debajo de la frontera internacional, en cumplimiento de la resolución 425 del Consejo de Seguridad de la ONU.

A principios del año 2005, tras el asesinato del primer ministro libanés, Rafik Hariri, se desencadenó un amplísimo movimiento cívico de protesta conocido como la revolución del cedro, que exigió la celebración de elecciones libres y la inmediata retirada de la presencia militar siria, que mantenía 14.000 efectivos militares en suelo libanés. En abril de 2005, las manifestaciones lograron la retirada completa de las tropas sirias y de sus agentes de inteligencia, con la oposición de Hezbolá.

El gobierno libanés no logró hacer cumplir la resolución 1559 de Consejo de Seguridad de la ONU que obligaba a desarmar a las milicias armadas libanesas y tomar el control de su frontera sur, controlada por Hezbolá para proteger la frontera con Israel. En julio de 2006, tras una incursión fronteriza de Hezbolá que se saldó con la muerte de ocho soldados israelíes y la captura de dos, se produce la crisis israelo-libanesa de 2006 con el bombardeo de gran parte de la infraestructura del país y una implacable respuesta armada de Hezbolá sobre las ciudades del norte de Israel. Citando datos del gobierno libanés, el día 6 de agosto, ACNUR informó de que 550.000 desplazados han sido acogidos por familias, 130.000 se encuentran en refugios improvisados, y cerca de 200.000 han cruzado la frontera con Siria. [1] También impera una grave crisis económica. En agosto una resolución de la ONU decide incrementar la fuerza multinacional FINUL y se llega a un acuerdo de cese de violencia con la economía e infraestructuras destruidas y unos 1271 muertos libaneses.
Medio que limita al sur con Israel, al norte y al este con Siria, y está bañado
La población originaria del Líbano es la más numerosa del país, tierra de acogida de las minorías Armenia y palestinos, asentados estos últimos en campos de refugiados.

La religión mayoritaria es el Islam, con la mayoría de chiíes, sin embargo existe un importante número de cristianos (maronitas y ortodoxos).

El 90,1% de los libaneses se concentra entre las ciudades costeras. En Beirut vive más de un millón y medio de personas. Actualmente, la mayoría de los libaneses viviendo fuera de su país. Se estima que hay entre diez y quince millones de libaneses repartidos por el mundo.

El Líbano es un territorio que ha sido habitado por muchos pueblos y culturas durante miles de años. Los libaneses provienen étnicamente de muchos pueblos (fenicio, asirio, griego, romano, europeo y árabe). Hoy en día éste es un tema que despierta mucha controversia, ya que, aunque la mayoría de los libaneses musulmanes se consideran árabes, los libaneses cristianos tienden a no considerarse árabes, sino a ligar su ascendencia con la influencia fenicia, aramea, griega, asiria, etc.

El país tiene una cultura muy rica y diversa, de origen predominantemente fenicio,arameo y árabe pero con grandes influencias occidentales. Líbano ofrece una gran variedad de manifestaciones artísticas, tanto tradicionales como contemporáneas. El dabke, un vigoroso baile folclórico, es la danza nacional. La clásica danza del vientre, que representa el paso de novia virginal a mujer sensual, aún juega un papel destacado en las bodas, y también es frecuente en locales nocturnos. La música árabe folclórica se basa en melodías discordantes y ritmos complejos, con frecuencia acompañados por una intrincada superposición de cantos.

Entre los instrumentos utilizados se encuentran el oud, instrumento de cuerda en forma de pera; la tabla, instrumento de percusión de arcilla, madera o metal y piel; el nay, especie de gaita abierta con un solo tubo que produce un sonido exquisito y de gran suavidad; y el qanun, un instrumento plano trapezoidal con un mínimo de 81 cuerdas.

El café árabe es una bebida muy apreciada por la población. La prosa y la poesía siempre han disfrutado de un lugar prominente en la cultura libanesa. Una forma de poesía muy extendida es el zajal, diálogo ingenioso en el que un grupo de poetas improvisa versos incorporándolos a canciones. La figura literaria libanesa más conocida es el poeta del siglo XIX Khalil Gibran, que exploró el misticismo cristiano en su obra. Entre los escritores contemporáneos destacan Amin Maalouf, Emily Nasrallah y Hanan Al-Shaykh.

Aproximadamente el 60% de la población de Líbano profesa el islamismo, y el 40% restante practican el cristianismo. A pesar de contar con dos idiomas oficiales, árabe y francés, es el primero el predominante, y el inglés se utiliza en mayor medida en los


Gastronomía

La gastronomía libanesa (meze) es el conjunto de platos y de costumbres culinarias de los habitantes del Líbano, esta cocina es extraordinariamente diversa y posee especialidades propias y adaptadas de los diferentes países de su entorno. Con alimentos frescos y sabrosos, junto algunas especias, los libaneses han adaptado lo mejor de la cocina turca y la árabe aderezándolo con un aire de la francesa. La gastronomía libanesa utiliza principalmente la carne de cordero, teniendo entre sus platillos más conocidos en el mundo la diversidad de Kibbeh, o lo que aquí se llama Kipe ,el cual se puede preparar crudo, al horno, frito, en diversas formas, la más usual es el Kibbeh forma ovalada rellena.

También conocemos en nuestro país:

El taboule, o titile.
El pan Pita
El Humus
El Falalf
Las Baclabbas

Otro de los secretos del delicioso sabor de la comida arabe es, la aplicación de especias en sus adobos.

No hay comentarios: