viernes, 18 de julio de 2008

Hombres..hombres...

Esta mañana al vestirme, decidí ponerme unos Capris grises que hacia mucho que no usaba. Como hoy es viernes y esta mas alegre el ambiente por ser fin de semana, decidí también combinarla con una blusa mas o menos sexi y unas zapatillas de taco punta de aguja.

Termine entonces de arreglarme, y emprendí el camino hacia la parada de carros donde habitualmente tomo mi vehiculo para luego coger un bus hacia mi lugar de destino. Al caminar, sentía como si los ojos de alguien estuvieran por donde yo estaba pasando. Mire hacia todos los lados, y comprobé que, efectivamente, algunos hombres de los que estaban ahí y de lo que por ahí pasaban, me estaban mirando como miran los dominicanos: con los ojos te desnudan y se les cae la baba.

Me sorprendió uno en particular, que me dijo:

- ¡Me gustaría jinetear esa yegua! …. A ver que tanto aprieta¡

No se imaginan la cara que ese señor tenia cuando me miraba con esos ojos de lujuria y fue tan intensa que me ruborice de inmediato… Pero esto no termina ahí, al llegar al trabajo, algunos de los muchachos tomaron la misma actitud, desde que llegue solo me miraban la parte de atrás y delante, con sus ojos saltones e insinuosos, hubieron dos que trataron de darme nalgadas.

Me da mucho coraje, que los hombres de aquí y muchos otros, solo ven las mujeres como un objeto de placer continuamente, como si nosotras solo sirviéramos para saciar sus bajos y sucios instintos. Ya me imagino lo diferente que fueran las cosas si nosotros tomáramos esa misma actitud, y les “atacáramos de esa forma”, otro gallo cantaría….

1 comentario:

Magdelyn dijo...

ajajaja Quien te manda de andar tan sexil