jueves, 10 de julio de 2008

El Locutor


Todo empezo un 18 de Enero de una año que transfugó... Heidy era una niña de trece años, como toda adolescente de su edad, le gustaba mucho escuchar música. Solia pasar horas extensas en el acogiemienrto de su habitacion.
Llegaba del colegio por lo regular ya entrada las tres de la tarde, hacia sus tareas justo al llegar, hablaba por telefono con sus amigas unas ciantas horas. Luego, encendia su pequeño radio adquirido por herencia de su hermana ( fue el regalo de sus quince años) busbaba su emisora favorita en los 100.1 f. m. . Alli la esperaban sus canciones favoritas, junto con su voz favorita...
Aquella era una voz pulida y penetrante, fuerte y cautivadora... La escuchaba desde siempre, y esperaba alerta aquellos susurros, que entraban en su cuerpo y la hacian temblar de curiosidad por descubrir el rosto de aquella voz.
Hasta que, un buen dia, tomo su telefono, y , casi muerta del miedo, marco el numero indicado en el anuncio...
-Buenas tardes...
-Si buenas tardes, con quien hablo?
- Estas hablando con el que barre, con quien deseas hablar?
-Con, el señor, jota..
-Ah bueno, entonces hablas con el...
- Que buena broma, o, es que tu tambien eres el encargado de la limpieza?
-No, pero mira que lo hago muy bien, si supiers... Y tu, quien eres?
-Me llamo Heidy, y llame porque me parece que tienes una hermosa voz, y porque me encanta la emisora..
- La emisora o el locutor....
-jajaja... no contestare..
-Bien Heidy, cuantos años tienes?
- Podria ser tu hija, tengo 13...
-Oh, pero dime a donde dejaste tu bobo...
- Ya no uso bobo, lo deje aller, ahora tengo otros medios para divertirme...
- Ya veo, que interesante... Y dime, que diversion encontraste?
-Tengo tantas ahora, como por ejemplo, escucharte...
-Lo tomo como un halago?
-No se, como te plazca.
- A mi me placen muchas cosas, hacer el amor por ejemplo...
Heidy se estremeció, ella era solo una niña, nunca habia pasado de un beso con nadie, sintio una poderosa mezcla de miedo y bienestar, un dolor de estomago la atacaba por los nervios...
Continuará...

No hay comentarios: